Perspectiva del mercado antes del primer debate presidencial Biden-Trump

Perspectiva del mercado antes del primer debate presidencial Biden-Trump: se acerca el primer debate. Con Hillary Clinton y Donald Trump aspirando a ser el candidato demócrata, un buen segundo y tercer lugar en las encuestas podría ser lo que necesitan para mantenerse en el camino correcto para ganar la Casa Blanca. Sin embargo, para obtener la nominación demócrata, Clinton debe asegurarse una ventaja sólida en las encuestas y el Partido Demócrata debe celebrar su convención a fines de julio para nominarla.

Hay varios temas que pueden estar en la mente del vicepresidente cuando se trata de las próximas elecciones. Algunos creen que Joe querrá mantenerse firme y no involucrarse políticamente en una carrera que no conoce muy bien. Sin embargo, este no es el caso, y Joe quiere saber qué está pasando en el Partido Republicano y cómo puede afectarlo. Es posible que el vicepresidente pueda usar su influencia con el partido para ayudar a un candidato que quizás no tenga la mejor oportunidad de ganar las elecciones generales.

Además, Joe quiere saber qué hará si Donald Trump se convierte en el candidato republicano, ya que cree que Hillary es la única candidata que tiene el potencial de vencer a Trump. El vicepresidente quiere saber más sobre los antecedentes comerciales de Trump, cómo cree que le iría como presidente y si está de acuerdo con Trump en que México está enviando drogas y criminales a través de la frontera. Es posible que el vicepresidente quiera obtener una idea de Trump sobre lo que hará si es el nominado.

Finalmente, si el vicepresidente se convierte en candidato para la nominación presidencial, es probable que quiera postularse en las primarias demócratas como candidato independiente o de un tercer partido. Hay muchos demócratas que quieren a Joe fuera del escenario y para la nominación demócrata, pero todavía no está listo para hacerlo. Necesita estar seguro de que Clinton será el candidato demócrata. En este momento, Joe puede querer considerar postularse como Independiente para ver qué haría por él en una elección general.

Hay varios escenarios que se desarrollarán en los próximos meses que influirán en las perspectivas del mercado para el vicepresidente y sus posibilidades de ganar la nominación demócrata. Además del hecho de que Clinton y Trump están luchando para ganar, están los problemas de un partido dividido, una economía débil e incluso las próximas elecciones generales. Para obtener el análisis correcto, es importante que cualquiera que investigue la carrera observe todos esos factores diferentes.

El mejor momento para que el vicepresidente se presente a la presidencia es ahora, antes de que se publiquen demasiados titulares negativos sobre Clinton y una economía dañada. Un buen plan de relaciones públicas ayudará a generar el apoyo necesario para ganar la nominación demócrata. Las dos partes principales están en desacuerdo por cuestiones comerciales y medioambientales.

Si bien mucha gente dice que el presidente Obama puede ganar un tercer mandato, no puede hacerlo hasta que la economía mejore y la percepción pública de su liderazgo esté en su punto más bajo. La gente se está volviendo escéptica sobre su liderazgo y el liderazgo de Clinton en las encuestas no está cambiando.

El presidente debe mantener la atención de los medios en su trabajo y no en sí mismo. Para obtener el mejor resultado posible del primer debate demócrata, el presidente debe tener una plataforma sólida y eficaz para su campaña, y demostrarle a la gente que se toma en serio su trabajo como presidente de los Estados Unidos de América.